Todo lo que tienes que saber antes de comprar sensores de movimiento

Si buscas acoplar tu rutina diaria a la onda de ahorro energético, los sensores de movimiento representan una opción ideal para el control de los sistemas de ventilación, iluminación y climatización de las empresas, oficinas y por supuesto, los hogares, y por eso es importante conocer su importancia.

Existen diversos modelos y son bastante útiles para mantener controlado un perímetro que evite visitas indeseadas, ya sea de animales o ladrones que puedan estar paseando por el jardín.

Gracias a su versatilidad tanto en espacios abiertos como cerrados, se han convertido en aparatos muy populares en el mercado. El día de hoy te sugeriremos los mejores modelos y marcas a precios accesibles y disponibles en Linio. Si no has comprado por Internet antes, esta es tu oportunidad. Esta tienda virtual tiene un amplio catálogo de sensores, es confiable y segura. ¿Te animas?

Primero…

¿Qué es un sensor de movimiento?

También conocidos como sensores de presencia, son dispositivos electrónicos que están equipos de sensores que responden a un movimiento físico. Usualmente, están integrados en sistemas de seguridad o en circuitos cerrados de televisión.

Compuestos de una cámara de vigilancia conectada a un ordenador que está encargado de generar la señal de alarma o poner el sistema en estado de alerta cuando la cámara detecta el movimiento. Si lo que buscas es mejorar el sistema, se utiliza más de una cámara, multiplexores e incluso, grabadores digitales que maximizan el espacio de grabación.

Los sensores de movimiento pueden usarse para muchas cosas: seguridad, iluminación, comodidad o entretenimiento.

Tipos de sensores de movimiento en el mercado

Existen muchos tipos de sensores y se diferencian por la manera en que registran el movimiento del área a proteger. Por eso pueden clasificarse por:

1 – Sensores de vibración

 

Son sensores activos, usualmente utilizados con fines de vigilancia. Como su nombre lo indica, detectan el movimiento a través de la vibración. Son comunes en automóviles, ya que alertan a los dueños de forcejeo en el coche o golpes.

Consigue sensores de vibración haciendo clic en este link.

2 – Sensores infrarrojos (PIR)

Estos sensores utilizan luces infrarrojas para detectar los cambios de calor. Son los más utilizados en alarmas domésticas. Por ejemplo, si una persona se mueve en un espacio particular, la luz lo detecta con la ayuda del sensor infrarrojo. Si una persona se mueve dentro del rango determinado, la alarma se activa.

Este tipo de sensores es el más común porque es económico, pequeño y confiable.

Busca más sensores de infrarrojo aquí.

3 – Sensores ultrasónicos

Este sensor activo utiliza una frecuencia de sonido de 30 hrz aproximadamente. El transmisor rebota las ondas sónicas en las paredes, muebles, ventanas y en los cuartos. Luego, regresan al dispositivo creando un patrón; si el patrón se cruza, entonces se activa la alarma. Son empleados para vigilar.

Consigue más sensores ultrasónicos aquí.

4 – Sensores fotoeléctricos o reflexivos

Este tipo de sensor es activo y es una mezcla de láser y rayos fotoeléctricos. El láser se dispara a la otra esquina de la habitación y si un cuerpo obstruye el haz, se activa la alarma. Su uso también es para vigilancia.

Revisa más sensores fotoeléctricos aquí.

5 – Sensores acústicos

Este tipo de sensor detecta la energía de cualquier ruido, incluso vidrios que se han roto. En caso de que detecte algún sonido, la alarma se activará de inmediato.

6 – Sensores de movimiento por microondas

Estos sensores activos se emplean para la vigilancia de un lugar. Funciona emitiendo pulsos a través del efecto «Doopler» en el que las ondas rebotan en la superficie y detectan los cambios.

Mira sensores de microondas haciendo clic aquí.

7 – Sensores de contacto

Estos sensores activos empleados una vez más para vigilancia son de los más económicos del mercado. Se disparan cuando se abre la puerta o ventana a las que están sujetos, en ese sentido, son similares a los de vibración.

Consigue sensores de contacto y más haciendo clic aquí.

8 – Sensores duales

Como su nombre lo indica, son sensores tanto activos como pasivos. Gracias a esta combinación, son más confiables ante falsas alarmas.

Consejos clave para el funcionamiento de tu sensor

  1. Planifica los lugares en los que piensas instalarlo: Un sensor de movimiento suele ser una herramienta útil, pero si planificas mal su instalación, esto puede hacer que no se aproveche del todo.
  2. Piensa en ellos como elementos de seguridad: Este aparato, sea para interiores o exteriores, puede hacer tu casa mucho más segura, ya que se activará en el momento que detecte la presencia de una persona en el perímetro indicado.

Cosas que debes considerar antes de comprar un sensor de movimiento

Los sensores de movimiento se utilizan en una variedad de situaciones: sistemas de seguridad, puertas de centros comerciales, baños públicos y oficinas. Ya ves que son sistemas útiles y fáciles de instalar y te permitirán ahorrar y sentirte seguro donde quiera que los pongas.

Para que sepas cuál elegir, te dejamos unos criterios que tienes que tomar en cuenta:

  • El tipo. Los de infrarrojo son los más económicos y usualmente van conectados a un sistema de iluminación que se activa y desactiva dependiendo del movimiento. Se mantendrá activo mientras haya gente en la zona; mientras que los de presencia son más sensibles y registran movimientos mínimos.
  • El manejo y diseño. No son complejos de entender. Solo debes moverte dentro de su rango para que funcionen. Aun así, es importante que elijas el modelo adecuado para evitar descontentos. Busca un diseño en el que se distingan los botones y que te permita diferenciar si va en una esquina, un techo o una pared. Además, el diseño te ayuda a combinarlo con tu decoración para que no se vea mal y sea eficiente.
  • El tiempo de reacción. Como todos los equipos, los sensores de movimiento tienen un tiempo de reacción, el cual es el tiempo que se tarda en iluminar el área o enviar la alarma. Ten en cuenta que los sensores más sensibles tendrán mejor tiempo de reacción. Esto viene detallado en las especificaciones del sensor. Revísalas antes de comprarlo.
  • El tipo de iluminación. Evalúa la capacidad de iluminación del sensor, como si se tratase de una lámpara o una bombilla LED. Revisa el tipo de luz que ofrece (en caso de que lo haga), la tonalidad, el haz y el brillo y considera si se adapta al espacio donde lo pondrás.
  • El ángulo y distancia de detección. Este es un punto importante, ya que determinará que tan seguro estarás en tu casa. Del rango de detección y el nivel de alcance de la luz o sensores, sabrás si debes poner tu detector de movimiento en una habitación amplia o en una pequeña, en las esquinas o en la pared.
  • La batería y autonomía. Un indicador de la calidad del sensor es su autonomía. Mientras más horas dure encendido, es mejor. Revisa que tenga una batería de larga duración y que sea recargable o sencilla de reemplazar. Sin embargo, hay algunos sensores modernos que no dependen de baterías sino de la corriente eléctrica. Ten en cuenta cuánto sería el consumo y si se ajusta a tus necesidades.
  • La instalación. Muchas veces instalar un sensor suele ser una tarea complicada. A menos de que tengas experiencia con este tipo de dispositivos o algún tipo de instrucción sobre electricidad, te recomendamos que contrates a un electricista.

Entonces, ¿ya sabes que tipo de sensor de movimiento es el más adecuado para ti? De ser así, visita Linio Perú dando clic aquí. Su amplio catálogo incluye muchos de los dispositivos de los que hemos hablado hoy. ¿Qué esperas?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *